La importancia del mundo digital en la evolución de la gastronomía por Rafael Ansón Oliart

Rafael Ansón

Con la aparición de la era digital hemos dejado atrás una vía de comunicación de un solo sentido en la que era el poder quien informaba al resto, y el resto se limitaba a recibir el mensaje. A comienzos del siglo XX surgen las relaciones públicas y esa novedad abrió el monólogo hacia un diálogo, pero ha sido en esta nueva era cuando el diálogo se ha transformado en un coloquio. Este nuevo escenario, este espacio de libertad, es un caldo de cultivo extraordinario para disciplinas como la gastronomía que en tres décadas ha evolucionado positivamente y de una forma mucho más espectacular que en todos los siglos anteriores.

En España se ha producido un “Big Bang” culinario que ha dado paso a cientos, miles de estrellas en forma de tendencia que giran alrededor del sol de la innovación. Si esa gran explosión ha sido posible se ha debido solo a que ha coincidido con otra revolución, la digital, que ha permitido que esas ideas se propaguen a todo el planeta, generando un firmamento nuevo que dio libertad tanto a los cocineros que iban a preparar esa comida desde nuevas perspectivas como a los que íbamos a disfrutarla sin los corsés impuestos durante siglos por la norma antigua de Escoffier y compañía.

Desde nuestro Madrid (que es hoy crisol de todas las cocinas españolas y mundiales, por su extraordinaria capacidad de absorción de corrientes y tendencias), basta con un click para ver en tiempo real cómo un chef cocina un plato en la otra parte del mundo. Y comprobamos a diario que la era digital ha llegado justo a tiempo de aliarse con la libertad en la cocina que estábamos deseando exportar desde España.

Rafael Ansón Oliart – Presidente de la Real Academia de Gastronomía